Palabra Sana - Agosto 2019

Bailando y Chiflando al Cielo

Salmo 119.54–56 (NTV) - Tus decretos han sido el tema de mis canciones en todos los lugares donde he vivido. 55 De noche reflexiono sobre quién eres, Señor; por lo tanto, obedezco tus enseñanzas. 56 Así paso mis días: obedeciendo tus mandamientos.

Las canciones que escuchamos tienen el poder de influenciar nuestros sentimientos, pueden inspirar; amor, enojo, felicidad, dolor u otras emociones. Un estudio de las canciones de éxito de los últimos cincuenta años reveló que los temas más populares hablan de pérdida, deseo, aspiración, dolor y desamor. Son más negativos que positivos ¡con razón hay tanta depresión y desesperación en la gente! 
Pero cuando la palabra de Dios es el tema de tus canciones, como dijo el salmista, entonces inspiran gozo, esperanza, confianza en Dios y obediencia a Él, y traen muchas bendiciones. 
¿Qué temas tienen tus canciones? ¿Qué te inspira a cantar y bailar?

Jesús dijo que sus seguidores no son de este mundo, que solo somos peregrinos. 
La traducción RVC dice en Salmo 119.54 - Aunque en este mundo estoy de paso, mis canciones son tus estatutos. 
Hermanos nuestra esperanza e inspiración no vendrán de las cosas ni de las canciones de este mundo, deben venir de Dios y su palabra, si es así entonces encontraremos consuelo cuando pasamos por momentos difíciles. Como el salmista, en la oscuridad de la noche, nuestro corazón se conforta en reflexionar sobre quién es Dios y de día podríamos cantar: “así paso mis días obedeciendo tus mandamientos.” v56. 

Les animo a hacer la palabra de Dios el tema de tus canciones, reflexione sobre quién es Dios, obedezca su palabra y entonces encontraras en Él motivo para bailar.

-Bailando y chiflando al cielo, 
Pastor Jesse

Posted in

Jesse Colón

Related Posts