Palabra Sana - Mayo 2019

Correré en los caminos de Dios


    Salmo 119.32 -Por el camino de tus mandamientos correré, Cuando ensanches mi corazón (RVR60).
 
El Salmista estaba determinado de no solo de caminar en los mandamientos del Señor sino de correr en ellos.  
Otra versión dice; No me tardo en cumplirlos porque me ayudaste a entenderlos (TLA).

Dependemos de la gracia de Dios para poder entender su palabra  pero una vez que Dios nos enseña, es nuestra responsabilidad obedecer. Es cierto que tenemos la libertad de ignorar su palabra, podemos solo conocerla pero no hacerla. De hecho eso es muy de moda hoy en día, mucha de la iglesia parece ser expertos en información pero novicios en cuanto la acción.

Responder correctamente a la palabra de Dios, es caminar en obediencia y como Dios nos ayuda a aprender también nos ayuda a caminar en sus mandamientos si tomamos los pasos de fe.

El Salmista David decidió no solo ser alguien que conocía y caminaba en obediencia sino que decidió correr en los mandamientos del Señor.
Eso es tomar a Dios por su palabra, es confiar que es el camino más seguro y nos llevará a agradar a Dios y es por eso que hubo prisa en sus pasos.

Hombres como David, Daniel, Pablo y otros corrieron en el camino de Dios y ahora son nuestros heroes de la fe. También tenemos testimonios de corredores como Hudson Taylor, Amy Carmichael y James Elliot.
Eran creyentes que dejaron huella que permanece hasta hoy, huellas en la tierra por su testimonio de vivir por Cristo, huella en el cielo porque fueron instrumentos para ganar almas y hasta se puede decir que dejaron huella en el infierno porque corrieron con coraje a rescatar almas en camino hacia sus puertas.

¿Deseas ignorar o caminar en el camino de Dios? Y si estas caminando en el te animo a correr. Porque podemos correr de tal forma que Dios es glorificado con cada gota de nuestro sudor y lograr aquel meta por la cual Jesús nos salvó.
Posted in

Jesse Colón

Related Posts